• Síguenos en Twitter
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en Linkedin
  • Súscribete a nuestros RSS

Publicidad

Opinión

  • Y, sin embargo, hay I+D

    16 de mayo 2012

    Hace unos días tuve la suerte de asistir a una de las dos jornadas del Simposio de Profesores Universitarios de Creatividad Publicitaria que se celebra cada dos años, en esta ocasión en la Pompeu Fabra de Barcelona.

    Allí descubrí que existe algo que desde estas páginas tanto hemos reclamado: un hueco para el I+D de la comunicación persuasiva aplicada al marketing. Un grupo multidisciplinar llamado GTI (http://gti.upf.edu/) presentó tres proyectos sorprendentes de la mano del catedrático de Creatividad de esa universidad, Xavier Ruiz Collantes.

    Uno de ellos, además, toma como base un modelo teórico del profesor que no había podido desarrollarse por falta de tecnología. Un modelo teórico que, como todos los realmente buenos, es muy sencillo y que pretende sistematizar el trabajo creativo hasta hacerlo accesible a la inteligencia artificial. Por un lado, los conceptos derivados del briefing, por otro el repertorio de operaciones cognitivas que realizan los creativos y, por otro, los inputs de todo tipo almacenados en su memoria. Si sistematizamos el briefing y el repertorio de operaciones cognitivas, sustituimos la memoria por la red e introducimos un
    algoritmo de búsqueda que se alimente de todo eso, lo que tenemos es un generador artificial de insights. El invento, ya en fase avanzada y dando resultados en pruebas, se llama Sinaid y está patrocinado por una empresa privada, la agencia barcelonesa Paradigma FCM.

    Los otros desarrollos, uno que ayuda a la creación a través de las imágenes en la red y otro que profundiza en métodos colaborativos de storytelling, también me parecieron sumamente interesantes, aunque no gozaron del tiempo necesario. Importante también que cada uno fuera expuesto por los propios alumnos a su cargo.

    Volviendo a Sinaid, los ejemplos de insights que se mostraron fueron realmente interesantes. Aunque siga siendo imprescindible que un creativo o planner analice su potencial, a mí me pareció una forma muy práctica de adelantar unas cuantas fases el trabajo de conceptualización o, al menos, de enriquecerlo. Desde el punto de vista del modelo teórico es como dotar al creativo o planner de más fórmulas retóricas de las que usa habitualmente y de muchas más experiencias que las acumuladas a lo largo de su vida sin pasar por un grupo cualitativo.

    Pero, sobre todo, me pareció un magnífico ejemplo de lo que puede hacerse mediante la colaboración de la universidad y la empresa privada.

    Por David Torrejón

    TrackBack

    URL del Trackback para esta entrada:
    http://www.typepad.com/services/trackback/6a00e008db1b5388340168eb7d942f970c

    Más abajo hay una lista de los enlaces de los blogs que hacen referencia a Y, sin embargo, hay I+D:

    Comentarios

    Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Publicidad